PARROQUIA SANTA MARIA DE LA ESTRELLA 
Declarada Bien de Interés Cultural - Coria del Río (Sevilla)

Catequesis de Confirmación:  

¿QUÉ ES?

La catequesis es el espacio donde ayudar a las personas a ser cristianos; ayudar a crecer en su fe en DIOS, a vivir esa fe en toda la vida. La catequesis pone al cristiano en contacto vivo, en comunicación con DIOS que le habla hoy, que quiere darse a conocer. La catequesis ayuda al cristiano a conocer a DIOS y a responderle con su vida. Dar la catequesis, es acompañar al otro a un encuentro personal con DIOS para que responda a DIOS comportándose como CRISTIANO.  

Esta catequesis ayudará a los jóvenes a prepararse para recibir el sacramento de la confirmación y culminar así, su iniciación cristiana.  

El fin de la Catequesis: EDUCAR EN LA FE… supuesto todo el proceso educativo anterior, se pretende que todos esos valores humanos sean vividos en referencia explícita a Jesucristo ya que, para los creyentes, Jesús es el modelo del Hombre perfecto.  

El fin de la Catequesis es DESPERTAR, HACER CRECER Y MADURAR esa vida de fe (Más que creer en algo es creer en ALGUIEN)  

Toda Catequesis ha de tener, inseparablemente esta doble dimensión:  

•    Enseñanza – conocimiento del Mensaje.  

•    Vivencia – Experiencia de la fe, actitud religiosa.  

Objetivos concretos:  

Conocer el Mensaje de Jesús. Dios nos habla para que le conozcamos y nos conozcamos, y para salvarnos.  

Leer e Interpretar cristianamente la vida. La palabra de Dios es una luz que ilumina el misterio del hombre y del mundo, que nos descubre el sentido profundo de la vida y nos ayuda a vivir.  

Formar y suscitar aptitudes cristianas. La catequesis pretende suscitar “seguidores” de Cristo, hombre que alcanza su plenitud en Cristo. Suscitando aptitudes cristianas, es decir, maneras de ser y vivir en cristiano.  

Incorporar a la Iglesia. Una Iglesia entendida como una comunidad de hermanos. Pueblo de Dios. Reunión viva y activa de hermanos… como experiencia de Iglesia.  

Iniciar el encuentro con Dios en la Oración y la Liturgia. No se trata de enseñar oraciones, sino de enseñar a orar, a relacionarse con Dios. La catequesis tiene que desembocar en la oración individual y comunitaria como respuesta del creyente a la Palabra de Dios.  

Llevar al compromiso temporal y apostólico. La catequesis ha de ayudar al compromiso de una fe viva y manifestada en obras. Catequesis que desemboque en la vida… acciones concretas que construyan el Reino de Dios.