PARROQUIA SANTA MARIA DE LA ESTRELLA 
Declarada Bien de Interés Cultural - Coria del Río (Sevilla)

 PASTORAL DE LA SALUD, PARROQUIA DE SANTA MARÍA DE LA ESTRELLA

GRUPO DE PASTORAL DE LA SALUD

Parroquia Santa María de la Estrella

Pastoral de la Salud

Curso pastoral 2016/2017

    

Siempre adelante

Porque Dios nos espera,

porque el hermano nos espera…

 

1 de diciembre a las 18:30

12 de enero a las 18:30

2 de febrero a las 18:30

2 de marzo a las 18:30

6 de abril a las 18:30

4 de mayo a las 19:30

8 de junio a las 19:30

25 de junio Domingo Celebración del día del Enfermo.

 

De un tiempo a esta parte, se está hablando y escribiendo mucho sobre “la Iglesia samaritana”. Todo ello se debe al Papa Francisco, que tanto insiste sobre el tema (misericordia, compasión, cercanía…) Pero para algunos la expresión “Iglesia samaritana”, resulta un tanto extraña, por no saber de dónde viene, y que significa.

Para entenderlo, debemos partir de la parábola de Jesús, sobre “el buen samaritano” (Lc.10, 25-37).

“En esto un doctor de la ley se levantó, y preguntó a Jesús: ¿Quién es mi prójimo? Jesús le contestó: Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó. Tropezó con unos asaltantes que lo desnudaron, lo hirieron y se fueron dejándolo medio muerto. Coincidió que bajaba por aquel camino un sacerdote y, al verlo, pasó de largo. Lo mismo un levita, llegó al lugar, lo vio y pasó de largo. Un samaritano que iba de camino llegó a donde estaba, lo vio y se compadeció. Le echó aceite y vino en las heridas y se las vendó. Después, montándolo en su cabalgadura, lo condujo a una posada y lo cuidó. Al día siguiente sacó dos denarios, se los dio al posadero y le encargó: Cuida de él, y lo que gastes de más te lo pagaré a la vuelta. ¿Quién de los tres te parece que se portó como prójimo del que cayó en manos de los asaltantes? Contestó: El que lo trató con misericordia. Y Jesús le dijo: Ve y haz tú lo mismo”.

Tres personajes. Dos que no muestran misericordia. Prefieren aferrarse a la ley de la no contaminación. Uno, extranjero, samaritano, tenido por hereje porque no coincidían sus creencias con las de los judíos, es el que ejerce la misericordia con el infeliz, atacado por los ladrones. Y lo hace con una ejemplar generosidad: su tiempo, su dinero, sus cuidados… No le importa que el herido tenga otras creencias. Lo importante es ser misericordioso, solidario, cercano, compasivo. Hoy, a ese conjunto de cualidades o virtudes, lo llamamos “ser samaritano”.

                 

El Papa Francisco está sanamente empeñado en lograr que la Iglesia sea una “Iglesia samaritana”, acogedora, comprensiva, cercana, misericordiosa y compasiva. Que es todo lo contrario a una Iglesia autoritaria, protagonista, inmisericorde, ombligo del mundo.

¿QUIENES SOMOS?

Un grupo de mujeres, que nos reunimos con el objetivo de animar y coordinar la acción de la parroquia en el campo de la salud y la enfermedad. Así nuestro compromiso es la presencia y la acción de la Iglesia, buscando llevar la luz y la gracia del Señor a los que sufren y a los que cuidan de ellos.

Generalmente se nos conoce como “las visitadoras de enfermos” porque como grupo viene funcionando mucho tiempo, ya que la atención  a los enfermos es uno de los aspectos fundamentales  de la acción pastoral de una parroquia.

No obstante, y por hacer un poco de historia, queremos decir que el grupo, tal y como funciona ahora, se inició muchos años. La mayoría de las personas que componen hoy el grupo vienen trabajando en él desde aquellos años.

A lo largo de este tiempo se ha realizado un gran esfuerzo de reflexión y renovación de la acción evangelizadora en este sector siguiendo las líneas de orientación marcadas por la Diócesis y la Conferencia Episcopal.

Hay que decir que este grupo es un grupo abierto, y pueden formar parte de él todas aquellas personas, hombres y mujeres, que se sientan llamados a vivir su compromiso alentando y ayudando a las personas mayores y enfermas,  acompañándolas con la fuerza de la oración y la gracia del sacramento.

¿COMO  FUNCIONAMOS?

Nos reunimos un jueves al mes.

En esta reunión se empieza  siempre con unos minutos de oración, para después pasar a la lectura de un texto de la Sagrada Escritura,  que se reflexiona desde la sensibilidad que proviene del contacto con los enfermos.

En las reuniones también se revisa cómo estamos llevando a cabo el servicio de atender a los enfermos,(en casa o ingresados) dificultades que encontramos, avances , experiencias satisfactorias, etc.  Llegando siempre al descubrimiento de que si para el enfermo la visita supone una alegría, para nosotras es una experiencia de  fe y de evangelización el contacto con ellos.

Las visitas en los domicilios de los enfermos se realizan, según la necesidad, semanal, quincenal o mensualmente, en ellas se habla con los enfermos y las personas que los atienden, se comenta el evangelio, se reza y se administra la comunión.

Periódicamente la visita se realiza con el sacerdote, dando la oportunidad de que reciban el sacramento de la Penitencia.

OTRAS ACTIVIDADES

Anualmente se realiza la fiesta de la Pascua del Enfermo,  en el VI Domingo de Pascua. En esta fiesta se celebra la Eucaristía, a la que asisten todos los ancianos y enfermos con capacidad para desplazarse.

¿COMO  SOLICITAR  QUE UN ENFERMO SEA VSITADO?

Para que un enfermo sea visitado, tiene que manifestarlo, es decir, el enfermo o un familiar solicita en la Parroquia el ser visitado, así de esta forma se toman los datos, nombre, dirección y número de teléfono

Ahora también, y dada la oportunidad que brinda esta página Web, la petición de que un enfermo sea atendido se podrá solicitar a través de ella.